3 de diciembre: CERMI Cantabria reclama que las personas con discapacidad y sus familias estén presentes en la reconstrucción social y económica postpandemia

La entidad se suma así al manifiesto que el CERMI Estatal y la Fundación CERMI Mujeres han elaborado con motivo del Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad

El Comité de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad de Cantabria (CERMI Cantabria) celebra este jueves, 3 de diciembre, el Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad, conmemoración que dada la situación actual de alarma sanitaria, no se podrá celebrar como en años anteriores en la sede del Parlamento de Cantabria, pero las personas con discapacidad y sus familias, voluntarios, profesionales y representantes del movimiento social de la discapacidad y las organizaciones del CERMI Cantabria, están presentes este día a través de las redes sociales. Para ello se ha elaborado este video en el que participan personas de las entidades que forman parte de CERMI Cantabria.

El CERMI Cantabria se suma al manifiesto que el CERMI Estatal ha publicado con motivo del Día Internacional y Europeo de las Personas con Discapacidad del 2020 donde se exige que las personas con discapacidad estén presentes en la reconstrucción social y económica ya que son uno de los grupos más “castigados “y donde más se produce el “impacto exacerbado de la pandemia” colocándoles en una “posición de fragilidad extrema” ante una emergencia sanitaria de estas proporciones. Para conseguir esa reconstrucción social y económica el CERMI aboga por una alianza entre los poderes públicos, el tejido empresarial y la sociedad civil organizada, para “llevar a cabo una auténtica co-gobernanza”.

Entre las medidas concretas que plantea la plataforma representativa de la discapacidad en España se destaca la creación “inmediata”, en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, de un Fondo de rescate de emergencia postpandemia de 300 millones de euros para el sector social de la discapacidad, dentro de uno más amplio y global de 1.000 millones de euros para todo el tercer sector de acción social de ámbito estatal.

También reclama la Constitucionalización con la categoría de fundamentales de los derechos sociales en la Carta Magna, además de la adopción de un nuevo marco estatal para la inclusión laboral, e implantar la “accesibilidad universal en todos los entornos”.

También exigimos la universalización de la inclusión a través de la disposición de “apoyos reales, suficientes e individualizados en todos los entornos de la vida de la persona con discapacidad”: educativas, sociales y sanitarias”.

Otras de las reivindicaciones que el movimiento CERMI reclama es la puesta en marcha de políticas familiares que otorguen una “protección intensificada a aquellas familias en las que existe una situación de discapacidad”; o la “dotación de recursos y apoyos para las personas con discapacidad, especialmente las de edad avanzada, que residen en el medio rural.

Por último, el CERMI asegura que es necesario que “los fondos europeos movilicen los recursos suficientes que tengan como destino promover activamente la inclusión social de las personas con discapacidad” y que esta financiación permita “acometer la reconstrucción social, económica y tecnológica tras la pandemia del coronavirus COVID-19 con el fin de generar un cambio social en todos los ámbitos de la sociedad”.

MANIFIESTO 3 DICIEMBRE 2020